DeTodoUnPoco…solo cosas importantes

Cómo decirle a su hijo que San Nicolás no existe

– Envíe a su hijo a que coloque él mismo los regalos bajo el árbol navideño.

– Diga la noticia como al boleo, mezclada distraídamente entre comentarios casuales: “Hijo, esta temporada de béisbol estuvo buenísima, mucho más emocionante que en años anteriores, San Nicolás no existe, y espero que en la Serie del Caribe nos vaya bien”.

– Razone la explicación con argumentos financieros: “Santa tenía su cuenta de ahorros en Banpro. Y ahora, ni Santa ni Banpro”.

– O barájela entre revelaciones mayormente descorazonadoras para minimizar los efectos de la decepción: “Tu madre y yo vamos a divorciarnos porque ya no nos soportamos. Y San Nicolás no existe”.

– “Sí, hijo, se parecen mucho, pero ese que ves ahí es Leonardo Padrón”.

– Gradualmente: “Lo último que supe de él es que estaba muy, pero muy enfermo…”.

– Llame a su hijo a la habitación donde precisamente usted se está colocando la barba de Santa.

– Con tono filosófico: “En el sentido lacaniano, la realidad es una percepción subjetiva inconstante donde quizá ninguno de nosotros existe, incluido San Nicolás”.

– Grabe la frase “etsixe on salociN naS” en una cinta magnética e inste a su hijo a que la escuche de atrás para adelante.

– Sustituya esta creencia por otra menos costosa (“¡Pero Campanita sí existe! Aunque ella no trae regalos”), o con mayor pertinencia patriótica como las leyendas de El Silbón, La Sayona, Juan Machete o la del Enano de la Catedral.

– Sostenga que se trata de otra teoría conspirativa más, junto al montaje de la visita del hombre a la Luna y el “suicidio” de Marilyn Monroe.

– “San Nicolás no existe y por eso no te va a traer jugueticos esta Navidad, pero igual te tienes que portar bien porque el Coco ¡sí existe!”.

– Versión ecologista: “Por el calentamiento global, el Polo Norte se está derritiendo y ahora no se puede ni ir ni venir de allá”.

– Proclame que esta creencia no es más que otra manipulación ideada por el capitalismo para exprimir a las masas: “Ese personaje fue un invento de la Coca Cola a principios del siglo pasado con el fin de vender más refrescos e incrementar así las ganancias de tan avariciosa trasnacional”.

– “Hijo, todas tus sospechas son ciertas”.

– Póngalo en tres y dos: “O crees en mí o en San Nicolás. Tú escoges”.

– La próxima vez que una pareja de Testigos de Jehová toque a la puerta, anime a su hijo a que los reciba y les pregunte sobre tan debatido tópico.

– Sin perder el contacto visual: “Piensa mal y acertarás”.

– “Era Michael Jackson”.

– Un momento apropiado para anunciar la verdad es cuando su hijo llegue a casa con películas triple X dentro de una bolsa (de seguro ya no le importará).

– “Con esta inflación acumulada del 20 y pico por ciento, tampoco existen el Niño Jesús ni los Tres Reyes Magos”.

2 comentarios

  1. Hungria

    Eduardo, esta buenisimo (como todas las cosas que montas en FB) pero no deja de ser cruel, casi que lloro. Feliz Navidad y no le digas nada a tu chiquito todavia….

    9 diciembre 2009 en 5:03 pm

  2. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.
    Gracias por hacerme reír con tan excelente post, y con saber que si existen personas con buen sentido común😀

    18 diciembre 2009 en 12:59 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s