DeTodoUnPoco…solo cosas importantes

¿QUÉ HACER en caso de un terremoto?

Según la Organización Rescate Humboldt existen las siguientes consideraciones generales, que se invitan a revisar teniendo en mente sus lugares de interés que usted más frecuente

PRIMERO QUE TODO “MANTENER LA CALMA” Es la actitud adecuada. No es fácil conservarla, pero el pánico lleva a tomar decisiones peligrosas e inútiles como retornar nuevamente a las edificaciones en busca de algo, aún sabiendo que pueden ocurrir replicas del sismo. Haga simulacros y ejercite sus medidas preventivas, una persona o un grupo así con base a las practicas previas actuarán con mayor prudencia en caso de que se presente la emergencia

¿SALGO O NO SALGO? Eso depende del lugar en el que se encuentre. La salida tiene sus riesgos, especialmente si desconoce las vías de escape o no son seguras. Es recomendable protegerse ante todo de objetos que caen y salir de manera calmada cuando deje de temblar. O si está más arriba de un segundo piso, es difícil que logre salir antes a la calle o patios antes de que termine el sismo. Descarte los ascensores, que se pueden trabar en todo caso se puede ir la electricidad y quedar atrapado en la cabina del ascensor. Otro peligro que se esconde durante un sismo, es el caos que se puede producir en cuanto al desalojo del lugar donde se pueden lesionar más personas a causa del pánico que surge a causa del terremoto, por eso usted debe generar confianza a los suyos no dejando exteriorizar su miedo, ante todo debe mantener la calma y serenidad por tal situación. Con anterioridad se debe realizar previamente una reunión de todos los integrantes del grupo familiar, estudio o trabajo, las pautas que debe seguir, delegar responsabilidades y lo más importante es donde reunirse, reagrupándose para proteger a las personas más débiles, es decir, niños, ancianos y mujeres embarazadas. Si con las prácticas de desalojo demuestran que hay posibilidades de salir de forma controlada, en un tiempo razonable, y las vías de escape son seguras, usted tiene mayor oportunidad de superar la situación de peligro hasta llegar a un sitio despejado y seguro. Recuerde un buen cojín o almohada, protege menos pero es mejor que nada, si no tiene nada para cubrirse, utilice sus brazos como escudos y protéjase la cabeza. El destino de la evacuación será un área abierta, predeterminada y conocida por todos, verifique que todos están bien y afuera.

Salga a áreas despejadas como patios abiertos, plazas, parques, calles o avenidas reúnase en grupos familiares, amigos, vecinos y protejan a los niños, enfermos y ancianos. Además, el plan de evacuación debe designar previamente responsables para apoyar a las personas, principalmente los más vulnerables (niños, ancianos, enfermos, mujeres embarazadas, discapacitados, personas nerviosas, etc.). Finalmente, aunque no sea viable lograr el desalojo del lugar durante el terremoto, siempre hay que salir tan pronto sea posible para verificar el bienestar de los habitantes, por los deterioros que la construcción haya podido sufrir, y la inminencia de las réplicas. Además, es preciso reunir a los presentes para organizar las labores que la situación demande.

NO SE UBIQUE BAJO EL MARCO DE LAS PUERTAS Definitivamente ¡NO!…. Esta es una tradición cultural que salvó vidas en el pasado, pero está matando gente en el presente. Resulta que las casas antiguas, de estilo tradicional colonial, tenían sobre la puerta un tronco muy grueso llamado dintel. Es tan pesado, que necesita un buen par de troncos fuertes de lado y lado para sostenerse en su lugar, y eso hace el marco un sitio seguro ante terremotos, pero en las construcciones viejas, que todavía existen algunas estructuras con dintel, en todo caso se recomienda una revisión previa hecha por el propio habitante del inmueble de ubicar los sitios seguros de su casa. De hecho todavía se ven ruinas de estas casas, en las que lo único que se sostiene en pie es el marco de la puerta. Pero la mayoría de personas vive y trabaja ahora en construcciones modernas, en las que el marco es simplemente un hueco en la pared, y como tal, lo hace un punto vulnerable en la estructura. Desafortunadamente; en la mayoría de los manuales y listas de sugerencias ante terremotos siguen insistiendo en el marco, desconociendo la evolución de las construcciones. También ignoran que ese dintel podía soportar el colapso de las construcciones, porque éstas casi siempre tenían un solo piso, o máximo llegaban a 2. Hoy en día son más altas y pesadas, y el endeble marco no les ofrece ninguna resistencia. De manera que, a menos que los marcos de sus puertas estén integrados estructuralmente a la construcción, y ésta sea sismo-resistente o Usted viva en una casa antigua bien mantenida, ese lugar no le garantiza nada, aunque Usted crea que se está protegiendo.

¿DEBAJO DE LAS VIGAS, O AL LADO DE LAS COLUMNAS? Es lo mismo que el marco de la puerta. Es verdad que algunas personas se han salvado allí porque el colapso no fue completo, y esas estructuras, más duras que la mampostería, a veces caen de últimas u ofrecen pequeños espacios de supervivencia.

DEBAJO DE MUEBLES SÓLIDOS COMO MESAS O ESCRITORIOS Es una buena opción para protegerse de elementos relativamente livianos que le pueden caer sobre usted, como pedazos de techo y cielo raso, lámparas, vidrios, ladrillos e infinidad de objetos que le pueden hacer daño. Durante el terremoto ocurrido en Córdoba, Colombia, una religiosa relató que en el sismo se salvo de quedar tapiada cuando se metió debajo del lavadero y le cayó una pared encima, que arruinó completamente el lavadero, este fue el que absorbió el impacto, y no la religiosa. La paradoja aquí es que los muebles modernos tienden a ser menos resistentes. Ya sabe qué es bueno mirar la próxima vez que compre uno. Adicionalmente, debe haber varios lugares donde protegerse en la casa, o la oficina, que ofrezcan resguardo inmediato a todos los ocupantes, en las diferentes áreas del inmueble. Recordemos que el 9 de julio de 1997 a las 3:24 PM, hora local de Venezuela, ocurrió un terremoto de 6.8 (MSz) cerca de Cariaco (Lat. 10.6 N y 63.5 W). Este terremoto tuvo una profundidad de unos 20 km. Murieron unas 81 personas, 522 se reportaron como heridos y 3000 perdieron sus hogares. Hubo mucho daño a estructuras como también en la naturaleza, donde se observaron deslizamientos y licuefacción. Este terremoto se llegó a sentir hasta en Maracaibo, Venezuela y en Trinidad y Tobago (PDE 28-97, USGS).

DE QUE DEBE CUIDARSE  De vidrios (ventanas y marquesinas), techos y cielo rasos deteriorados, objetos no asegurados en su sitio, especialmente si tienen puntas, bordes cortantes o son pesados, instalaciones eléctricas, estufas encendidas, ollas calientes evite acercase a las edificaciones dañadas ya que estas pueden desplomarse y causarle daño.

SI ESTA EN UN LUGAR DESCONOCIDO: Por hábito, acostúmbrese a observar todos los lugares donde entra: rutas y señalización de evacuación, extintores, zonas y objetos peligrosos, áreas y muebles que ofrecen seguridad. Haga un mapa mental, y visualice sus acciones si hay una emergencia. Siga las instrucciones de las personal y autoridades que demuestre competencia (Bomberos, rescatistas etc.). Colabore con el mantenimiento de la calma.

 Y SI VA EN UNA AUTOPISTA, CALLE, CARRETERA O PUENTE En este caso la calle era el lugar mas seguro, recuerden que caen escombros y objetos de los edificios y son altamente peligrosos por lo que debe alejarse de ellos. Cúbrase la cabeza y aléjese de las fachadas de las construcciones, si se encuentra en una calle céntrica que es de donde proviene la mayor cantidad de vidrios y escombros que caen de los edificios. Si lo hay, diríjase inmediatamente a un espacio abierto, o el centro de la calle, donde le caerán menos objetos. Ojo con los carros y cables. Los postes no tienden a caerse, pero sí algunos cables de energía que pueden tener fluido eléctrico. Los terremotos no suelen tumbar los árboles, a menos que estén muertos o muy deteriorados. Si va conduciendo observara que el vehículo pierde el control pero no es así, tan sólo es la vía la que sé esta moviendo, reduzca la velocidad, pare en sitio despejado, apague el motor, manténgase dentro del vehículo, antes de bajarse cerciórese que no venga otro vehículo. Busque protección después del sismo en un sitio despejado, la vía puede agrietarse, durante el sismo y el vehículo caer por la grieta.

SI CONDUCE UN AUTOMÓVIL O AUTOBÚS  Deténgase gradualmente porque los peatones estarán saliendo a la calle, pero no pare debajo ni próximo a un puente. Quédese en el carro, que lo puede proteger de la caída de objetos menores. Incluso, acuéstese en el asiento, ya que la capota tal vez se aplaste con algo pesado, pero el resto de la carrocería es más resistente. Si va como pasajero en un vehículo de servicio público el desalojo va a durar más que el terremoto, y podría ser más peligroso. Conserve su lugar salga ordenadamente tan pronto termine el sismo.

¿QUÉ HACER DESPUÉS DEL TERREMOTO?

CIERRE REGISTROS E INTERRUPTORES GENERALES: De agua, gas y energía eléctrica, para evitar cortos y fugas. Si no le toma más de unos segundos, ponga en el suelo los elementos valiosos como cuadros, jarrones, floreros, lámparas, cerámicas, etc., que no hayan caído, para evitar que se caigan en las réplicas.

DESALOJAR LAS AREAS PELIGROSAS Evite pasar por lugares que se ven o Ud. sospeche que pudieron quedar inestables por su apariencia ruinosa; si no hay más opción, no los someta a la carga de muchas personas al mismo tiempo. Es mejor que pase una por una.

HAGA UN INVENTARIO HUMANO Para saber si salieron todas las personas presentes en los espacios a su cargo, y verificar su estado físico. Las primeras labores de rescate y auxilio son lentas, por el gran desconcierto de todos ante lo ocurrido. En los centros de atención médica se concentran un sin número de personas lesionadas.

PRESTE PRIMEROS AUXILIOS  A quienes los requieren, si ha recibido el entrenamiento adecuado. Detenga hemorragias sin tocar directamente la sangre ni los fluidos corporales. Si no es perentorio mover a la persona herida, más vale estabilizarlo ahí mismo, antes de transportarlo, espere personal entrenado como médicos, paramédicos, rescatistas etc. Si no sabe cómo, no lo mueva. Si debe hacerlo, no lo doble y trasládelo con mucho cuidado, despacio y con la ayuda coordinada de varias personas, sobre una superficie plana, como una tabla o puerta. Manténgalo caliente. No dé líquidos ni alimentos sólidos a personas que no estén plenamente conscientes. El triaje lo hace siempre un médico calificado. No trate de reacomodar las fracturas y deformidades, entablíllelas como las encontró, con materiales limpios, rígidos y suavemente acolchados. Acompáñelo y anímelo. Antes de enviar al herido a un centro hospitalario, aunque esté conciente fabríquele un brazalete de esparadrapo con los datos personales, nombres, dirección y teléfono de sus allegados. Hágalo acompañar de un familiar o una persona cercana.

SI QUEDA ATRAPADO Ahorre sus energías, que las va a necesitar para sobrevivir mientras lo rescatan. Es probable que el espacio en el que quede confinado esté oscuro y con polvo: trate de cubrir su boca y nariz con un pañuelo o algún tipo de tela, y reconozca con el tacto lo que lo rodea. Lance una señal sonora periódicamente, con su voz o golpeando rítmicamente los escombros que lo cubren (el concreto, una varilla de las estructuras), con un objeto duro. Preste atención si le responden las señales desde afuera, para orientar a los rescatistas. Controle su respiración con un ritmo lento, profundo y sostenido. En último caso, atenúe su deshidratación consumiendo su propia orina.

 USO RACIONAL DE LAS COMUNICACIONES Lo que quede funcionando de las redes telefónicas fijas y móviles es vital para el funcionamiento de los servicios de emergencia, úselas únicamente para informar sobre situaciones que amenacen vidas humanas.

 CUIDADO CON EL TRANSPORTE  Al terminar el temblor conduzca con la mayor precaución posible, en razón de los obstáculos en la vía y el desorden del tránsito por la deficiencia de semáforos y el nerviosismo de la gente: todos necesitan llegar rápido, todos creen tener razón y consideran justificado pasar delante del otro. Planifique sus movimientos a lo mínimo necesario, aprovechando los desplazamientos de ida y vuelta para mover alguien o algo. No se desplace por cualquier cosa, esto hace consumir combustibles de los vehículos y si se encuentra escaso o restringido no podrá reponerlo con facilidad. Programe sus necesidades de transporte integralmente. Para cortas distancias mejor cuente con motos, bicicletas o cualquier otro medio como caballos, mulas etc..

VERIFIQUE TUBERÍAS De los grifos, antes de beber agua de la llave, porque puede estar contaminada, y de aguas negras, antes de descargar inodoros. En estos, mejor forre su interior con una bolsa de basura para utilizarlo, y prevea una buena cantidad de bolsas para este uso.

NO ENCIENDA INSTALACIONES ELECTRICAS, FOSFOROS, VELAS NI LINTERNAS ADENTRO  Si no hasta varias horas después de que haya podido disiparse el gas de probables fugas.

SI VIVE CERCA DEL MAR, RÍOS O QUEBRADAS  Si vive al lado del mar desplácese hacia terrenos altos ante la posibilidad de un maremoto. Esté atento en los ríos y quebradas, porque el sismo puede causar un represamiento aguas arriba de donde usted se encuentre. Fíjese si el cauce se reduce de manera anormal, o desaparece, y avise a los vecinos y autoridades para que despejen las orillas, por la posibilidad de una avalancha. Prevea la organización necesaria para limpiar cauces, si llega a ser necesario.

SI VIVE EN SUELOS O LADERAS INESTABLES  Deje el lugar. Si es estrictamente necesario seguir ahí, conforme una comisión de vigilancia contra deslizamientos. Haga que claven estacas cada 3 metros, conformando cruces de 5 estacas por cada eje, y ubíquelas cada 20 metros en ambas direcciones. La comisión debe vigilar si las estacas se mueven, y avisar para la evacuación inmediata.

ACTIVE SU PLAN DE CONTINGENCIA CONTRA TERREMOTOS: Tal y como estaba planeado. Aunque debe ser flexible, trate de no alterar lo previamente acordado, porque los cambios confunden a los participantes y socavan el principio de organización, autoridad y solidaridad. Si hace cambios, informe a todos los involucrados. Aclaren ante la comunidad y siguiendo el plan, quiénes toman las decisiones. Esas personas deben estar predefinidas, y ser fácilmente ubicables e identificables. Recuerde que un coordinador no debe involucrarse directamente en cada tarea, sino mantener el dominio sobre todo el panorama del área que le corresponde, echar a andar cada trabajo y articularlo con los demás. Lleve una bitácora de lo que se está haciendo, registrando fecha, hora, acciones, responsables, lugares, resultados y demás datos pertinentes.

 INSTALE UN CENTRO DE COORDINACION E INFORMACIÓN  En un lugar estratégico para centralizar, registrar y canalizar los datos y las decisiones referentes a su comunidad. Organice turnos de atención, siempre con la presencia de un representante del nivel estratégico. Difunda instrucciones para que todas las personas y entidades que conozcan información referente a la emergencia, o lleguen a su comunidad para ayudar, se presenten primero que todo a este centro. Por ejemplo: El municipio de Córdoba, en el Quindío, Colombia, instaló uno con excelentes resultados: los grupos de socorro no perdieron tiempo buscando dónde trabajar, sino que apenas llegaron fueron canalizados por el centro hacia los lugares que necesitaban ayuda con más urgencia. Además, también sirve para convocar e informar a la comunidad mediante reuniones, conferencias, carteleras o el simple contacto directo con las autoridades.

CUIDE EL FLUJO DE LA INFORMACIÓN  Es normal que se presenten pérdidas, dificultades y contra informaciones. Si debe transmitir información, mejor si es por escrito, de manera clara, precisa y concisa, con un sistema de correos sencillo pero confiable, por que los mensajes verbales se tergiversan fácilmente.

NO DIFUNDA RUMORES Que causan alarma y desconcierto. Mejor hable solo de lo que le consta, y desmienta los chismes que Ud. ya sabe que son equivocados. Haga circular esta guía. No crea todo lo que le digan, sobre todo si no pueden aclararle la fuente, y aténgase a las comunicaciones oficiales de las autoridades. Vigile y detenga la aparición de rumores, y convoque periódicamente a su comunidad para aclararlos.

SEÑALICE  Después de asegurarse de que nadie necesita ayuda dentro o bajo las edificaciones colapsadas, de acuerdo al testimonio de sus ocupantes, márquelas de forma evidente indicando la ausencia de víctimas, fecha y hora de la marcación. Cuando hay muchos lugares por registrar en las primeras horas, esa información es muy útil para los grupos de rescate. En los siguientes días, señalice los lugares que presentan riesgos, las vías de acceso y salida, los recursos y demás datos de interés público.

CUIDADO CON LOS ESCOMBROS En el suelo, no los pise si no está seguro de que no hay nadie debajo. Si debe moverlos, hágalo con precaución, cuidando sus manos, pies y postura de la espalda, y evitando tumbar muros y columnas débiles que puedan estar sosteniendo estructuras. Use siempre guantes, casco y calzado resistente. Prudentemente, acabe de tumbar los escombros menores que amenazan con caer desde arriba. Si está buscando a alguien bajo los escombros, trate de no usar picas y palas, o hágalo con mucha atención sobre las víctimas. Recuerde que a primera impresión tal vez no las diferencie del material que las rodea, porque están cubiertas de polvo. La labor de recolección de escombros también tiene una importancia psicológica: su presencia a término indefinido mantiene la imagen de catástrofe y condiciona la desesperanza social.

SUS MASCOTAS Aunque muchas personas no lo comprendan, están íntimamente ligadas al bienestar emocional de sus propietarios. Si están sueltas, se arriesgan a perderse, ser robadas, heridas o eliminadas. Confínelas en el lugar que previó para ellas.

SI HAY CADÁVERES Normalmente, las autoridades se ocupan de ellos rápidamente. No los toque, sino simplemente aíslelos de sus dolientes y de la curiosidad ajena y repórtelos para que sean levantados legalmente. Si la situación es tal que desborda la capacidad de respuesta de los responsables forenses, y puede pasar más de un día sin ser recogidos, póngase tapabocas y unos guantes de caucho, marque claramente un esparadrapo con los datos de cada fallecido y colóqueselo de manera visible en una muñeca o un tobillo. Cúbralo con una leve capa de cal para mitigar malos olores e insectos y transpórtelo hasta donde las autoridades hayan dispuesto un anfiteatro. Números de emergencia en Venezuela: Protección Civil: 0800- LLUVIAS (5588427) Funvisis: 0800-TEMBLOR (8362567) Sistema de Emergencias: 171 Emergencias (Movilnet): *1 Emergencias (Telcel): *911 Emergencias (Digitel): 112

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s